lunes, abril 11, 2005

Baudelaire [Las Flores del Mal]

La Destrucción
El demonio se agita a mi lado sin cesar; flota a mi alrededor cual aire impalpable; lo respiro, siento como quema mi pulmón y lo llena de un deseo eterno y culpable.
A veces toma, conocedor de mi amor al arte, la forma de la más seductora mujer, y bajo especiales pretextos hipócritas costumbra mi gusto a nefandos placeres.
Así me conduce, lejos de la mirada de Dios, jadeante y destrozado de fatiga, al centro de las llanuras del hastío, profundas y desiertas,
y lanza a mis ojos, llenos de confusión, sucias vestiduras, heridas abiertas, ¡y el aderezo sangriento de la destrucción!

7 comentarios:

  1. Súcubos, los he visto, me han invitado a su celebración, de la cual yo era el banquete

    ResponderEliminar
  2. quiero una, quiero definitivamente quiero una

    ResponderEliminar
  3. Ok, este otro lado esta inflamado, has sabido manipular a Baudeliere perfectamente en este post...

    Un brindis por las Flores del Mal..

    ResponderEliminar
  4. ¡Coño, ya me has descubierto!... Bellísimo, ¿qu´we es un Rossy?. Hay una sorpresa para tí, si sale bien, espero que sí, Selene te dirá. Un beso, hermosa, inteligente y graciosilla. Ah, tira d ela manga a Selene, que no se duerma en el sarcófago...Buena Luna!. Morgano y Almanegra. Mira mi Profile, si no lo has visto. Más datos sobre el Diablo.

    ResponderEliminar
  5. Perfecto, increible, es mas..


    INCOMENTABLE

    ResponderEliminar
  6. Quiero el aderezo en mi ensalada, soy vampivegetariana.
    besos precius moment a tu

    ResponderEliminar
  7. Me gusta como jugais con las tipografias y el resto de los sentidos, plas plas

    ResponderEliminar