miércoles, octubre 26, 2005

Amanecer de Otoño.

'A Julio Romero de Torres'

[Antonio Machado]

Una larga carretera entre grises peñascales, y alguna humilde pradera donde pacen negros toros. Zarzas, malezas, jarales. Está la tierra mojada por las gotas del rocío, y la alameda dorada, hacia la curva del río. Tras los montes de violeta quebrado el primer albor, a la espalda la escopeta, entre sus galgos agudos, caminando un cazador.

4 comentarios:

  1. ESTA estanpa que has puesto estuvo mucho tiempo fundida en mi ordenador, que recuerdos. me alegro que sientas el aroma del otoño. cada vez mas veo tu fragancia

    ResponderEliminar
  2. Visitar o teu blogue é ser inundado de beleza em cada vez :) Maravilhoso. Besos de Lisboa

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por tu visita y comentarios en nuestro blog.
    Me alegro que te hayan gustado y te esperamos cuantas veces quieras visitarnos. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Precioso mi nena. Cada vez este blog parece mas un corazon abierto que algo que tenga que ver con ordenadores.
    Te quiero un monton, como la hoja al rocio y al sol.

    ResponderEliminar