martes, junio 21, 2005

El viaje Definitivo [Juan Ramón Jiménez]

Y yo me iré. Y se quedarán los pájaros cantando; y se quedará mi huerto con su verde árbol, y con su pozo blanco.
Todas las tardes el cielo será azul y plácido;
y tocarán, como esta tarde están tocando,
las campanas del campanario.
Se morirán aquellos que me amaron; y el pueblo se hará nuevo cada año; y en el rincon de aquel mi huerto florido y encalado, mi espiritu errará, nostalgico.
Y yo me iré; y estaré solo, sin hogar, sin árbol
verde, sin pozo blanco,
sin cielo azul y plácido...
Y se quedarán los pájaros cantando.

6 comentarios:

  1. No hay poema sobre la pérdida de sí
    más estremecedor que "El viaje definitivo". Si de verdad no nos tiembla la voz, aun la interior, después de leer esta belleza en su quietud más sublime... ¿Será que estemos muertos?

    Qué elección más acertada, hija de Diónisos ;)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Rafa, por apreciar tan bella obra de arte.

    Gracias por visitar este rincón de la letra y disfrutar con él.

    Saludos con la mano, con el pie y con la punta del codito*

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ti por haberlo creado
    :)

    ResponderEliminar
  4. Qué maravilla de poema, como me gusta que me traigas tan bellas palabras a la memoria ;)

    ResponderEliminar
  5. Y a donde irás, me pregunto yo..., ¿donde acaba tu viaje?

    ResponderEliminar
  6. nunca tremina el viaje, siempre hay un despertar aunq uno asi no lo quiera mi querido/a tbo

    ResponderEliminar